Animaos y dejar vuestros comentarios de las publicaciones,así como sugerencias para temas nuevos que sean de vuestro interés. Gracias.

4 de enero de 2008

Los dermatólogos advierten sobre las exposiciones solares en invierno


Francisco Acedo Torregrosa

Los contrastes de humedad y temperatura ambiental, acrecentadas en invierno, contribuyen considerablemente a deteriorar nuestra piel en esta estación.
Afortunadamente los españoles cada año captan más el mensaje que los dermatólogos se han esforzado en trasmitir: que la exposición sin protección al sol es peligrosa e incrementa considerablemente el riesgo de sufrir melanoma, uno de los tumores más agresivos si no se detecta a tiempo. Sin embargo, aunque la mayoría de los ciudadanos no acuden a la playa sin protección solar, este hábito no es seguido en invierno, una estación en la que el sol también puede provocar melanomas.
La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) advierte que es muy conveniente usar en invierno una crema hidratante con protección solar factor 15 o superior. De esta forma, hidratamos la piel y evitamos el fotoenvejecimiento.
Ciertas condiciones ambientales que se acentúan en invierno, como el frío, el aire, la humedad y la sequedad del ambiente ocasionada por las calefacciones, entre otras, contribuyen a deshidratar y dañar la piel, por lo que la hidratación de la piel en invierno es de suma importancia.
Además, existen ciertos deportes, que se practican especialmente en invierno, que incrementan el riesgo de sufrir quemaduras solares con el consecuente aumento de riesgo de padecer melanoma. Son los llamados deportes de altura, entre los que se encuentran el esquí y el montañismo. Las radiaciones ultravioletas solares, a más altura, dañan más nuestra piel, al disminuir el grosor del filtro que representa la atmósfera; por ello hay que extremar las precauciones en este sentido. También los contrastes de temperatura y humedad son mayores en esta época del año.
Ante esta situación, la Academia ha elaborado una serie de recomendaciones para concienciar a la sociedad de la importancia de proteger la piel en invierno.

La Academa Española dermatología recomienda:

Ø Aunque es recomendable proteger toda la piel, debe protegerse más la cara, la zona del cuello y el escote. El factor de protección solar indicado para el invierno es el 15 o superior.

Ø Siempre hay que protegerse los labios pero, si hay sol, es importante hacerlo con una crema hidratante labial con protección solar, no con un simple cacao.

Ø La sequedad del ambiente producida por la calefacción puede hacer que nos humedezcamos los labios con frecuencia. Hacerlo con saliva puede provocar una irritación cutánea adicional.

Ø La piel de las personas de edad avanzada y la de los niños es particularmente sensible a los cambios y rigores del invierno.

Ø La aparición de placas secas, fisuras y escamas es particularmente frecuente en estos grupos de población.

Ø El sol en las alturas es más dañino. La práctica de deportes de altura requiere de la aplicación de protección solar que hay que aplicar con frecuencia debido a que el sudor que origina el ejercicio hace que pierda eficacia.

Ø Concretamente respecto al esquí, es de reseñar que el sol puede ser más peligroso para la piel que en verano, ya que los rayos solares se reflejan en la nieve y potencian el daño en la piel.

Ø Cuidado con los cambios de temperatura al salir o entrar en locales. Ese paso del frío al calor o del calor al frío va a ser negativo para nuestra piel, sobre todo en personas de piel sensible.

Ø En su protección contra el frío, evite ropas o calzado irritante o no transpirable.

Ø Las personas que padecen enfermedades frecuentes como la psoriasis y la dermatitis atópica suelen empeorar en invierno, estación en la que los brotes se agudizan y se presentan con más frecuencia. Así, pues, para los afectados por esta dolencias es muy importante acudir al dermatólogo en invierno, que controlará la patología especialmente en estas fechas.

Ø Si en su entorno familiar hay pacientes con piel seca, sensible o enfermedades cutáneas que empeoran en invierno, procure aumentar la humedad ambiental mediante algún humidificador o sistema de humidificación ambiental o colocación de toallas húmedas o sistema similar en radiadores, focos de calor, etc.

1 comentarios:

Ive dijo...

Hola, tengo un carcinoma basocelular que el cirujano me ha aconsejado operar pasado el verano.
Quiero comprarme para hacer ejercicios una plataforma vibratoria vertical u oscilante (no sé aún por cual decidirme), de esas que anuncian en la tele para peder kilos y la celulitis, pero he leído en las contraindicaciones de algunas de ellas los tumores, y no sé si en mi caso este tipo de máquina me puede resultar perjudicial o no, y los vendedores de las mismas me han aconsejado preguntar a un médico especialista antes de comprarla.
Muchas gracias y un saludo